sábado, 18 de octubre de 2008

La electricidad, esa cosa diabólica

Cuando vi el afoto que se observa a la izquierda de estas letras en uno de los lados de la galaxia que ahora no estoy seguro de cuál era porque me hago la pisha un lío con la derecha y la izquierda, me quedé más pasmao que Mariano al ver que la crisis la rentabiliza Rodríguez y él se queda compuesta y sin las barbas remojás.

Pero eso no es lo peor, no. Por si fuera poco el tener que aguantar los anuncios de las eléctricas que han descubrido el clima cambiático (osea, que se pueden forrar a base de robarnos los cuartos con esa milonga) resulta que nos da un nuevo rampazo AC DC.

Ya lo decía uno de mis antepasados anteriores a mi: "Eso de la litricidá no pué ser cosa buena, que no es normal que por la noche se vea como si fués de día". Y tenía razón.

Pero no sólo eso. Desde tierras australianas llega Airbourne que sigue los pasos de los acedeceros, al igual que lo hacen X-Sinner. Y uno se pregunta ¿por qué Miguel Bosé sigue cantando Don Diablo?

Algo raro está pasando. Aviso.



Rock 'N Roll Train



Airbourne - Stand Up For Rock N Roll



Airbourne - Runnin' Wild con Lemmy conduciendo



Airbourne - Too Much, Too Young, Too Fast


Y pensaba acabar con X-Sinner; pero no hay un p**o vídeo available. Ni lento ni rápido. Pero en su maiespeis hay música. Y mola. Y en su güeb.


Publicar un comentario