lunes, 6 de abril de 2009

Sinceramente coherente

Estos días me he dado cuenta (otra vez) de lo mismo de siempre. Se dicen muchas cosas y hacen muy pocas. Yo mismo me incluyo, siempre hay muchas ganas de hacer muchas cosas pero se acaban haciendo realmente pocas. Pero ahi es donde entra lo que nos distingue a los unos de los otros, la pequeña diferencia. El hacer, de todo lo que se piensa, poco o mucho.

Y en la música pasa algo parecido. Decir y hacer siempre van por vías distintas, y lo malo es que no afecta solo a uno mismo, sino que todo el entorno se ve, de una manera u otra, afectado también. Y si, vuelvo otra vez a lo de siempre, a todos esos que dicen ser heavys y no conocen a ninguna banda de su ciudad. A todos esos que se les ha tildado de "posers", "pegatinas" y demás. En esta vida hay que ser sincero, y sobretodo coherente. Que el decir y el hacer se parezcan, que el pensar y el actuar vayan por un mismo camino. Beber cerveza, vestir de negro y conocer un par de bares no significa nada. Hay que ir más allá, hay que apoyar a toda la gente que quiere hacerse un pequeño hueco entre todas esas bandas que hoy en día hay. Hay que estar en cada concierto, esperando ver algo nuevo, aplaudiendo a nuestros grupos, ayudandoles a crecer. Con ir a ver a Judas Priest y a AC/DC no es suficiente.

La música, el Heavy Metal y todo lo demás necesita que la gente sea sincera, sea coherente, que se preocupe, que participe, que se implique. Para que todo funcione, debe haber mucha gente que lo quiera, que se mueva. Y esta vez no tenemos ni un solo euro, asi que tendrá que ser por gusto, por amor al arte. Por querer que la música siga viva y en movimiento, por no quedarnos anclados en lo mismo de siempre, por no vivir en el pasado. Hay que mirar hacia delante y preguntarse qué habrá mañana, quién se ocupará de que haya algo y cómo se hará. Y no lo hará otro, no nos lo daran todo masticado, no vendrá alguien a prepararnoslo todo y a cuidar de que no nos pase nada. Nos tocará a nosotros hacerlo todo, y no hay que verlo como algo aburrido o costoso. Hay que hacerlo sin miedo, con ganas de trabajar para conseguir lo que queremos.

Se que no he dicho nada nuevo, y que todo eso muchos de vosotros lo leeréis y al poco rato lo olvidaréis. Pero confio en que algunos de vosotros lo leeréis y estaréis de acuerdo. Y en que de esos, algunos pocos entenderán lo que he querido decir, y que intentaran cambiar algo. Confio también, aunque en este punto es muy probable que me equivoque, en que algunos de esos lo conseguiran, y que mañana podamos seguir disfrutando de todo lo que tenemos hoy.
Publicar un comentario