domingo, 10 de junio de 2012

Una aclaración conveniente

El pasado miércoles sucedieron unos hechos desagradables. Resumiendo: una persona hizo unos comentarios en el muro de uno de nuestros eventos que consideramos insultantes. Después de una pequeña discusión, procedimos a borrarlo.

¿Censura? No. Como prueba de que nosotros no censuramos, tenéis aquí el hilo de la conversación.

El problema primero es que los sitios que uno tiene en internet son su casa. Uno puede invitar a su casa a amigos y conocidos; pero esa invitación no autoriza a nadie a defecar en el pasillo. Es tan sencillo como eso. Internet es muy grande y si una persona quiere hablar mal de nosotros está en su derecho de hacerlo. Pero en su casa, no en la nuestra.

Se trata de simple educación. Al menos hasta aqui.

Tambien ha desaparecido el hilo en Ocio y Espectaculos. No es censura. Es su casa. Y no esta de mas que seamos conscientes de ello cuando se spamea a saco, aunque eso no tenga nada que ver con este tema.

El problema segundo es que se extiende la mentalidad de que quien hace algo es malvado por naturaleza. Excepto, claro esta, uno mismo. Uno es angelical en todo y los demás son unos criminales. En la escena musical española y, especialmente, en la metalera underground hay mucho chorizo. Sin duda. Todos tenemos experiencias que contar. Pero la existencia de chorizos no quita que haya mucha otra gente que intenta hacer cosas y hacerlas bien. Del mismo modo que nosotros hemos tenido experiencias con bandas que no se han comportado como debían, eso no quita que el 99% de las bandas han estado a la altura. En este caso la comparación es odiosa porque si algún sentido tiene nuestra asociación es apoyar a las bandas locales.

Trabajamos así porque somos la madre teresa de calcuta? Pues no. Lo hacemos por interés. Si, si. Por interés. Porque somos músicos y fans, porque queremos que nuestros colegas músicos tengan futuro, porque queremos tener conciertos y pasarlo bien, porque nos gusta decir "yo estuve allí", porque si aglutinamos bandas podemos hacer cosas que uno solo no puede y porque el subidón que tuvimos en el Tributo a Schuldiner no tiene precio. No por amor al arte, porque nos gusta, porque nos interesa. Y no renunciamos a poder vivir de lo que nos gusta. Faltaría mas.

Vivimos en un país donde quien hace algo es criticado tanto si fracasa (mira este...que se había pensado) como si triunfa (seguro que habrá....); donde nos encanta quedarnos sentados criticando y lamentándonos por lo que no podemos cambiar en vez de pensar en qué podemos hacer, mucho o poco. Vivimos en un país en el que se agotan las entradas para ver a ACDC pero los conciertos de verdad están semivacios. ¿Hubiera existido ACDC si los fans australianos fueran tan perros como los catalanes y españoles y no disfrutaran de sus bandas?

Dicho lo cual vamos al tema "censurado". Brevemente. Porque las cosas se explican solas. Los textos están ahí para quien los quiera leer, sin censura. Pero aclaremos:
  1. Por un logo se paga entre 20 y 60 euros. Es lo que hemos pagado nosotros y las bandas que conocemos. Evidentemente, un "profesional" que vende un logo a Timofónica o al Partido Equis o a la Fundación de la Señorita Pepis seguro que cobra una millonada; pero ese no es el mundo en el que vivimos. Es el mundo de "los otros".
  2. Nuestro concurso esta hecho para los jóvenes de nuestra zona; pero no sólo para ellos. Cuanto mas eco tenga el evento, mayor será la visibilidad que los jóvenes de nuestra zona tendrán. Es sencillo de entender.
  3. Nosotros queremos los derechos del logo para evitar cualquier reclamación a futuro. Así es cuando los compramos y asi debe de ser cuando los premiamos. Punto.
  4. Nadie, absolutamente nadie, está obligado a aceptar nuestras condiciones. Si a alguien no le gustan, tiene dos caminos: proponer un cambio o una aclaración (que es algo que en las bases esta previsto) o no presentarse.
  5. En otros proyectos hemos actuado así. Sabemos que no somos dioses y que no tenemos la verdad absoluta; por tanto cuando se nos hacen contrapropuestas las analizamos y si nos parecen razonables las aceptamos.
  6. Es falsa de toda falsedad (o sea: es una mentira) que si el trabajo se presenta sin registro en la propiedad intelectual pueda ser robado. La propia presentación marca una fecha y salvo que el ladrón pueda demostrar que lo registró o publicó antes, la propiedad se mantiene. Así funcionan los registros Creative Commons, por ejemplo, que marcan una fecha y unas condiciones de utilización; pero sobre todo marcan una fecha. Eso si, si te enfrentas a uno de esos profesionales que diseña logos para monstruos... estas jodido porque tu no tienes dinero para hacer frente a sus ataques. Es la justicia de nuestro pais.
  7. Pero en el caso de que fuera cierto que exista ese riesgo no es responsabilidad nuestra. Cada uno defiende sus derechos tanto cuando sube una foto como cuando se presenta a un concurso abierto. No somos los padres de nadie.
  8. Cuando alguien no ve claro algo, como nos ha pasado con la apertura de la tienda online, nos escribe y nos dice... oye, que yo creo que las condiciones deberían depender del volumen y tal... lo vemos y vemos que tiene sentido. Lo cambiamos y no solo para el que nos lo ha comentado, sino para todos. Pero la clave esta en que nos escribe y nos plantea los problemas que ve y nos hace sus propuestas. No se limita a suponer nuestra mala voluntad y a lanzar un ataque. Es la diferencia entre quien de verdad se preocupa por las cosas y quien tiene ganas de joder.
  9. Finalmente, las expresiones "cara dura", "tomadura de pelo" y "aprovechamiento de la buena voluntad" son juicios de intenciones insultantes. Si alguien tiene dudas, puede consultar el diccionario. El autor de las mismas podría habernos escrito y propuesto cambios o aclaraciones. Pero prefirió no hacerlo y venir a nuestra casa a faltarnos al respeto y a insultarnos. Y eso, en nuestra casa, no lo toleramos.
Y eso es todo.

El hilo "censurado" sigue a continuación:


Publicar un comentario