sábado, 21 de julio de 2012

HELLFEST 2012

Este año hemos podido volver a este festival francés, que se ha convertido ya en uno de los más bestias europeos. Hemos ido en avión y nos hemos ahorrado la paliza del autobús, pero por idiotas (y por no preguntar) no aprovechamos el servicio de furgonetas que han puesto este año. Por 10€ por persona, de la puerta del aeropuerto a la del festival. Así que nos comimos el billete de bus y el billete de tren hasta Clisson, y la paliza de aguantar el olor a sobaco y los zumbados durante el viaje.

Llegando al festival, este año han cambiado un poco la forma de montarlo. La zona de acampada ha cambiado de sitio y se ha organizado en campamentos de colores (como en las guarderías), con enormes torres de señalización y focos. A primera vista parecía que nos habían puesto a tomar por saco de la civilización, del supermercado y de los conciertos, pero después de unos cuantos paseos, parece que lo han sabido organizar mejor y queda todo más a mano. Además, se han añadido dos escenarios nuevos, con lo que quedan mas separados los estilos y se hace mas difícil que te coincidan grupos parecidos que quieras ver.

VIERNES

Empezó el festival bien temprano. A las 10:30 de la mañana ya estaban sonando Celeste en el escenario The Valley, un grupo “Post-Hardcore” francés. No estoy acostumbrado a este tipo de estilo así que no puedo dar una opinión como dios manda, aunque habia escuchado hablar muy bien y de ellos y merecía la pena acercarse. Antes de que acabaran y de quedarnos ciegos por las luces, nos escapamos a cotillear un poco la zona del festival. La primera impresión fue de “joooder” al ver lo enorme que es. Si para una banda pequeñita de las nuestras el escenario The Valley ya está muy bien, los otros escenarios son como campos de fútbol.

Pero volviendo al festival. Las zonas de comida rápida esta vez estan repartidas por el recinto, de forma que no se hacen colas eternas, han sido inteligentes y han puesto en todo el medio su puesto de merchandising y han puesto una zona genial a la sombrita de los arboles donde sentarse un rato. En esa misma zona había un puesto de comida donde tenían LITERALMENTE una vaca ensartada y dando vueltas como si fuera un pollo a l’ast, y un grupo de hambrientos (yo entre ellos) moviendo la cabeza al son de la vaca.

Acabamos paseando por la zona de los Main Stages, y de casualidad pillamos a los Alpha Tiger que tocaban en ese momento. Aun con lo espectaculares que eran estos escenarios, solo vimos ahí a los brutales Gama Bomb (sábado). Después del paseo, fuimos a parar al concierto de Benighted, Brutal Death Metal también de Francia. Iban combinando partes más tochas y técnicas con otras mucho mas rítmicas, y aunque no los había escuchado antes tengo ganas de volverlos a ver, y poder conocer más su setlist.

Después de Benighted, la próxima parada eran los grandes Benediction, que ya dijeron que les había costado 20 años poder tocar aquí para toda la gente que estábamos. Hay que destacar sin duda la fiesta que se dio el guitarra Darren Brookes, de un lado a otro del escenario y con muchas ganas y fuerza. Dieron un conciertazo, con temas como "Subconscious Terror", "Neverbomb" o "They must die screaming" y ya es otra banda que puedo tachar de mi lista de pendientes.

Una vez tocaron Benediction, aprovechamos para hacer la escapada para comer y llenar la neverita. Más tarde llegaron Endstille, con un setlist bastante corto, de tan solo 7 canciones. Empezaron con Dominanz, continuaron con Endstilles Reich y siguieron con un repertorio bastante variado, presentando tan solo una canción de su último álbum.

De lo que queda de día, puedo decir que vimos dos canciones de Brujería, pero no pudimos ni siquiera entrar en la carpa del escenario porque no cabía ni un alma más. Saltos, pañuelos en la cara y gente volando de un lado para otro, mucho polvo y tierra por todas partes y la gente llena de barro hasta arriba. Otro grupo al que no pudimos ver fue Taake, ya que la fiesta del día anterior hacia mella, pero quedan pendientes para la próxima vez que pasen por nuestra ciudad. Pero por lo que oí dieron un gran concierto, como es habitual es esta gran banda noruega.

A las 21:30 les toco el turno a Cannibal Corpse. Aún peor que en Brujería, la gente no cabía en la carpa y salia hacia los lados. Aunque era una muy buena hora, ya entrada la noche, creo que fue un error no ponerlos en uno de los Main Stage. Realmente es una banda mítica y no le falta publico para eso. Poco a poco pudimos colarnos entre la gente y ir a parar al pogo y a la segunda fila. Entre los empujones, las patadas de los que volaban por los aires con las botas puestas y el calor, acabé marchando al lateral a los pocos temas. Como no puede ser de otra forma, repasaron temas como "I cum blood", "Hammer Smashed Face" , "Priests of Sodom", y muchos más. ¡Setlist increíble y concierto brutal!

Con el cuerpo molido de Cannibal Corspe, enganchamos a Satyricon. Repasaron temas como "Black crow on a tombstone", el himno "Mother North" y los famosos "K.I.N.G" y "Fuel for Hatred". Despues de 22 años como banda, han conseguido tener un directo totalmente impresionante y coordinado, un espectaculo increible. Imagino que no son el tipo de banda de subir a un escenario a improvisar siguiendo el setlist, sino que esta todo hablado y planeado de antemano, y muy muy bien hecho.


Ya con el cuerpo molido de todo el dia, pudimos acercarnos a ver el concierto de Amon Amarth. Estos fueron los primeros que vi en utilizar fuego durante el concierto. Es una lastima que ningun grupo mas lo hiciera, pero la crisis aprieta y supongo que es lo primero a recortar. Aunque el estilo no me llama demasiado, tienen un directo muy bueno y fuerte. Como no podia ser de otra manera, tocaron temas como "Pursuit of Vikings", "Death in Fire" y "Victorious March", y acabaron tocando "Guardians of Asgaard" junto al cantante de Entombed Petrov.

SÁBADO

Sábado de resaca. No pudimos asistir al concierto de Suicidal Angels, ya que tocaban a las 10:30 de la mañana y todavía no estábamos en condiciones. Es una lástima y duele perderse grupos muy buenos por el horario, pero por otra parte es inevitable irse "a la cama" tarde y no poderse mover hasta bien entrada la mañana. Si pudimos llegar para el concierto de Gama Bomb, el único quizás que vimos en el Main Stage. Hubo bastante decepcion por parte del cantante y frontman Philly Byrne, que tenía la voz y el ánimo de estar de resaca al igual que nosotros. Aún asi, repasaron todos sus temas más famosos. Al igual que con Suicidal Angels, es una pena que estas bandas todavía no encagen en un horario diferente y menos castigador.

El próximo grupo marcado que teníamos eran Haemorrage, uno de los grupos por los que íbamos especialmente a esta edición del Hellfest. Hay que apoyar a la escena española, y no hay mejor manera que asistiendo a los conciertos. Pero al llegar al escenario nos encontramos con un cartelito de “Haemorrage is cancelled” y mas tarde nos enteramos vía Facebook de los problemas que habian tenido con la compañia de los vuelos, y de la polemica entre Haemorrage y Avulsed.

Nos quedamos entonces viendo Necros Christos, Black Death Metal alemán con ritmos bastante lentos y pesados. Empezaron con "Necromantique Nun", seguida de "Baal of Ekron", mi favorita "Black Mass Desecration" y "Curse of the Necromantical Sabbath". Finalizaron el corto setlist de 5 temas con "Descending into the Kingly Tomba".

Después de ellos, les tocaba el turno a Avulsed, la otra gran banda española que tocaba ver en esta edicion del Hellfest. Estrenaban esta vez batería, aunque teníamos la esperanza de ver por última vez a Riky (que aprovechamos para mandarle suerte con Wormed). Aunque se le veía nervioso, Osckar no lo hizo mal y acabo siendo gran concierto, con la mayoría de los españoles que habíamos ido ahí de público. Con todos los guardias de seguridad mirando preocupados, acabo Rotten bajando del escenario para saludar a todos los que estábamos, y de paso saltar y cantar casi un tema entero mientras todo el público lo llevaba a cuestas de un lado para otros. En lo que respecta a los temas, empezaron exactamente como siempre, con la intro "Admist the Macabre", seguida de la brutal "Stabwound Orgasm". "Powdered Flesh", "Gorespattered Suicide", "Devourer of the Dead", "Breaking Hymens", "Exorcismo Vaginal" (dedicada a todos los españoles), "Sick Sick Sex", "Blessed by Gore", "Burnt but not Carbonized"... un setlist largo y rápido, que incluia todos los temas más conocidos de la carrera de Avulsed.

Después de comer y sentar el culo un rato, tocaban en el escenario "Altar" los death metaleros Vomitory, otro grupo que aun no habiamos podido ver en directo. Tocaron temas más antiguos como "The Voyage" o "The Corpsegrinder experience", otros no tanto como "Terrorize Brutalize Sodomize" y algunos del último disco, como "Regorge in the Morgue". Un directo acojonante recomendado 100%.

Después le toco el turno a  Shinning. Empezaron a sonar y apareció Niklas Kvarforth con la botella de Jack Daniels bien agarrada, y tocándose las partes intimas con la otra. Extravagante como siempre pero sin ningún incidente más allá de lo normal. Después de Shinning aparecieron los ingleses Napalm Death y su setlist de nada más que 22 temas, incluyendo una versión de "Nazi Punks Fuck Off" de los Dead Kennedys.

Para acabar la noche, pudimos ver a los suecos Entombed, que tocaron temas como "Living Dead", "To ride, Shoot Straight and Speak the Truth", "When in Sodom", "Wolverine Blues" y la mítica "Left Hand Path". Mucho barro, mucha cerveza y algún que otro fan volando por los aires y cayendo directo al barro. Sin duda uno de los conciertos que más disfrutamos con diferencia, imagino que por como el grupo se lo pasa tocando. Igual que Benediction, Entombed parece que tocan por gusto y no por obligación o trabajo, y eso le acaba dando un "algo" de improvisación que no tienen otros grupos más profesionales.

DOMINGO

Empezamos el dia viendo a Winterfylleth, black metal inglés. No los había escuchado antes, y tengo que decir que fueron uno de los grandes descubrimientos de este festival. Tocaron "The Solitary One Waits for Grace", "The Fields of Reckoning" "Mam Tor", "The Ghost of Heritage", "A Valley Thick with Oaks" y "Defending the Realm", centrándose en su último trabajo, aunque rescatando algún tema anterior.

Este domingo ya se notaba en el ambiente el cansancio de los dos días anteriores. Aparecimos como zombies a ver a los americanos Dying Fetus. Solo los he podido ver en directo un par de veces, pero es increíble como tocan y que puedan mantener ese nivel en directo. En un estudio, cómodo, sentado y sin hacer el cabra es más sencillo hacer grabaciones y tener una técnica muy desarrollada, pero en directo, sudado, de pie, y moviendo el tarro se hace bastante más complicado. Pero para ellos como si nada, así que si alguien no los ha visto aún, que no se pierda el próximo concierto porque realmente vale la pena. El setlist repaso los temas más conocidos de la banda, como "Homicidal Retribution", "One Shot, One Kill", "Killing on Adrenaline", "Your Treachery will Die with You" y la ultraconocida "Kill your Mother, Rape your Dog".

Una hora más tarde de Dying Fetus les toco el turno a Lock Up. Resulta que cada miembro es de alguna otra bandaza (Napalm Death, At the Gates, Terrorizer…), así que con esa mezcla de grupos tenía que salir algo acojonante. De hecho, tocaron los temas "Storm of Stress" y "Fear of Napalm" de Terrorizer.

Para acabar el domingo nos quedaban nada más los americanos death metaleros Suffocation, que no había visto antes en directo. Brutal grupazo, muy curioso, que parece directamente salido del Bronx, con un cantante tremendo. Acompañando con la mano todos los tupa tupa’s y todos los redobles de batería y con los veinte fucks por frase. Espero que vuelvan a pasar pronto por aquí y podamos volver a verlos. Repasaron canciones como "Effigy of the Forgotten", "Funeral Inception", "Abomination Reborn" y "Infecting the Crypts". Death Metal técnico que contrasta mucho con la actitud más "cazurra" de la banda y del cantante Frank Mullen.

Con todo esto y con algunos grupos aún por tocar, empezó a caernos el cielo encima y tocó plegar. Último dia de conciertos, solazo, barro y lluvia y mucho cansancio. Acabó la noche con una lata de chili con carne, el camping gaz y el chubasquero. Por un lado, muchas ganas de estar en casa, y por otro, con la pena de que ya solo quedara el viaje de vuelta.

RESUMEN GENERAL

En resumen, después de tres días de conciertos, comer como puercos y dormir aun peor, hay que decir que merece muchísimo la pena. Es una lástima que en nuestra zona no se organice nada igual, ni que haya ni la mínima intención de hacerlo. Como siempre vamos a la cola de Europa y del resto de países. Este y los otros festivales europeos tienen una organización y un “saber hacer” que aquí aun nos quedan años para poder igualar. Todo está encajado perfectamente y pensado de antemano, diseñado y sin dejar suelto ningún cabo. Además, vale la pena también comentar el trabajo que se ha pegado una asociación francesa de minusválidos, que llevan años moviéndose por el festival intentando que se habilite todo lo posible para que todo el mundo pueda ir. Esta vez pudimos ver algunas zonas especiales donde gente en silla de ruedas o con muletas podía ver como dios manda los conciertos.

El primer punto negativo de este año hay que dárselo a los de seguridad. Hasta ahora no había tenido nunca ninguna queja de ellos y me parecían un ejemplo a seguir para los simios de aquí que no saben tratar con personas. Pero este año en lugar de recoger en el foso a la gente que va encima de todo el público, se dedicaban a empujarlos hacia dentro otra vez, supongo que para no molestar a los fotógrafos o algo, pero si estabas en las primeras filas eso significa tener a un tío que puede pesar fácilmente entre 80 y 100 kilos encima, sudado y pegándote con las botas en toda la cabeza.  Así que esperemos que para las próximas ediciones se vuelva a la buena costumbre.

El otro punto negativo se lo lleva (casi como cada año) la limpieza o higiene del festival. Sería muy de agradecer que se ampliara de cara a próximas ediciones la zona de duchas. No vale la pena pedir mas lavabos porque la gente es extremadamente guarra (hay que aceptarlo una vez ves mierda en el techo), pero las colas interminables al sol para pegarse una ducha pueden llegar a ser muy agobiantes.

Aprovechamos para reconocer el trabajo que hay detrás de todo el sonido del HellFest. Hay que felicitar a todo el equipo de técnicos de sonido, microfonistas, backliners y demás mandanga que no solo han estado los 3 días de festival trabajando, sino que durante esas semanas han estado montando, probando, haciendo sonar y recogiendo todos esos escenarios.

Nada más, ¡nos vemos por los próximos Hellfest’s!


Publicar un comentario