viernes, 11 de septiembre de 2009

Lo vídeo de Imasdé

En este caso no se trata de música, aunque hay que reconocer que la banda sonora está currada. Lo sé porque yo estuve allí y participé de ello.

En cualquier caso se trata de creatividad y de pasión eso sí que tiene cabida en esta casa.

La historia

La historia de este vídeo (que se publica en dos partes) es muy sencilla. En 1998, en una empresa de software llamada Online1 (como se menciona en el vídeo) se realizaban reuniones trimestrales de seguimiento. A estas reuniones asistía todo el personal y los responsables de área presentaban su informe y sus planes.

Sucedió que en el segundo trimestre de ese año, el responsable del área de Imasdé se presentó en la reunión sin un miserable powerpoint (que los había habitualmente y hasta con ruiditos para solaz y disfrute del personal), con una chuleta embastada malamente en el pasillo justo antes de entrar a la reunión.

Aquella experiencia debió de resultar traumática (y no sólo para el responsable) ya que generó una tormenta de ideas para que no volviera a pasar algo así. El resultado de esa tormenta fue una idea genial: para la próxima, en vez de hablar, presentamos un vídeo. Y a ello nos pusimos.

El guión se realizó entre el humo del tabaco y el aroma de la estrella (damm) en el Cruixi (aka el hogar del pogramadó) a la salida del trabajo durante varios febriles días. La banda sonora esta muy pensada y cada tema tiene su sentido en cada momento del vídeo.

Del guión se pasó a la ejecución. Algunas cosas se realizaron fuera de la oficina, especialmente la animación inicial que hizo Lo Dani en su casa, otras se realizaron en la oficina fuera de horas, otras no tengo las mas pajolera idea. Alguna de las imágenes que aparecen son de esos momentos al lado de la sala de soporte (no, no son de aterriza como puedas).

El día de la presentación, recuerdo que salimos tarde a comer para dejarlo todo listo en la sala donde se iba a realizar la presentación. Cuando me tocó el turno de hablar tenía una frase (que ya no recuerdo) y debía darle al play. Y falló, claro; pero se arregló en seguida.

El resultado final fue el que se ve y fue mucho mas de lo que se ve.

El video



Parte 1

Parte 2



La explicación y la dedicatoria

¿Por qué publicarlo ahora? Pues porque ahora se como hacerlo... No. En realidad la idea de publicarlo se había comentado algunas veces durante estos 11 años. Si no se ha hecho antes es, me temo, porque se perdieron muchas copias y porque uno que yo me sé y que no señalo se cargó el disco donde estaba todo el proyecto. Y, porque, en el fondo, es agua pasada.

El otro día, hablando de editar vídeos con un amigo, recordé este vídeo. Y me dije: "que demonios!, sé que hay gente que no lo tiene y le gustaría verlo...".

Pero, además, publicarlo es un pequeño homenaje a todos y cada uno de los individuos que conformaron aquel proyecto. A las personas, más que al colectivo. Porque la pasión y la ingenuidad que se entrevé en el vídeo era real. Hay momentos mágicos en la vida y aquel fue uno de ellos. Y no me olvido de las felicitaciones que nos llegaron de terceros a los que "alguien" se lo enseñó.

Con el tiempo, los problemas del día a día, las visiones diferentes, los egos, las incompetencias... en una palabra, Murphy hibridado con Cipolla, se encargaron de dar cuenta de aquel equipo y de aquel proyecto. Esto tiene su cara triste, porque hubo muchas despedidas demasiado pegadas a lo inmediato sin la visión de la naturalidad de la evolución de las cosas. Y ni las personas ni la historia compartida merecían esos finales. Pero eso forma parte de la vida.

Igual que forma parte de la vida la oportunidad de recuperar aquel momento, de repensarlo, de aprender y ¡que carallo! de emocionarse con aquellos recuerdos y ¡por que no! de enorgullecerse de haber estado ahí.

Igual que forma parte de la vida la oportunidad de decir gracias.

Espero que haya alguien a quien le agrade volverlo a ver e, incluso, enseñarlo.

AVISO: mis hijos ya me han llamado paliza y cosas peores.
Publicar un comentario