sábado, 5 de septiembre de 2009

Metal From The Middle East (y 2... por ahora)

Continuamos la presentación de la serie sobre el metal del oriente medio que ha compilado Zamir stoneresk y publicado en La Religión del Rock Pesado.

- Imagino que el trabajo de recopilación debe de ser un trabajo de investigación arduo. ¿Cuáles han sido, para ti, las mayores sorpresas?

Ha sido arduo, en el sentido de que me gusta darle cierta coherencia a la generalidad del sonido, es decir que en la hora que dura cada compilado, los temas suenen casi a un mismo volumen y vayan en aumento o en degradé en cuanto a la dureza o al estruendo de cada estílo; por ejemplo si empiezo con bandas de thrash metal y deseo terminar el compilado con alguna banda de hard rock, hacer el puente que hay en medio no es siempre fácil, conseguir material de las bandas necesarias para eso no es muy simple en algunas ocasiones, pero es siempre un agradable desafío y más aún tener el producto terminado. Las mayores sorpresas sin duda han sido: 1) descubrir nuevas e interesantes bandas, 2) que algunos amigos del blog me recomienden material y 3) que las propias bandas también lo hagan, es interesante tener contacto con músicos de Argelia, Turquía o Líbano, no manejamos los mismos lenguajes, pero si una misma cultura: el rock/metal.

- Mencionas una web Lelahel Metal que parece no estar activa (salvo que este fallando hoy). ¿Puedes contarme algo acerca de este sitio? He visto una recopilación de lelahel en el sello español xtreemmusic, aunque son bandas europeas las incluidas.

Claro, el sitio Lelahel fue mi primer acercamiento a bandas del medio oriente y del under europeo metalero (más extremo). Desafortunadamente el sitio está inactivo desde hace un par de años, pero fue una noble iniciativa de un músico/técnico computacional argelino: Redouane Aouameur, con el cual también tuve contacto algún tiempo. Era interesante, para mí todo lo que son los MFTME parten de Lelahel metal, ahí conocí a las primeras bandas árabes y del resto de medio oriente. También cree la sección lelahel en el blog, como mostrario de material, noticias y curiosidades sobre bandas de aquel circuito. Aunque tienes razón, el sitio Lelahel estaba pensado no sólo para la escena del medio oriente, sino del metal más under y extremo del mundo mediterráneo y Europa. El compilado Lelahel Metal Volumen 1 presentó bandas de medio oriente, francia, alemania, bélgica, polonia e italia, entre ellos bandas no menos importantes como Cirith Gorgor.




- Tambien he visto una web en http://lelahelwebsite.chez-alice.fr. Hay algunas entrevistas bastante interesantes (acabo de descubrirla y de leer algo)

Sí, es un gran sitio, es una verdadera lástima que esté paralizado actualmente. En lo personal, lo consideré una gran influencia, para el blog en general.

- ¿Cómo ves tu las perspectivas del metal en los países árabes? ¿crees que se puede hablar de algun modo de un "metal árabe"?

Creo que en muchos sentidos, se puede hablar de un "metal árabe", pero por otro lado muchos podrían objetarlo ya que hablar de lo árabe como un algo homogéneo, es como hablar de "europeo" o "americano" como de una misma escena o algo demasiado parejo en particular, cosa que no es. Pero sí, creo que en cada país de habla árabe hay escena emergente tanto en el rock como en el metal, en algunos países más que en otros (por ejemplo en Líbano la escena está más consolidada, por las características más occidentales de ese país en relación a sus vecinos). Creo que es extremadamente difícil para las bandas llevar adelante su música en muchos de los países árabes, principalmente en lugares como Palestina o Irak donde el conflicto está vivo. Un documental reciente: Heavy Metal In Baghdad nos refleja claramente esta realidad en relación a una banda particular: Acrassicauda, exponentes del metal en Irak.




- Caso aparte es el de Israel, del que incluyes varias bandas ¿cómo lo ves tu que lo conoces mucho mejor que yo?

Indudablemente Israel y Turquía, son los dos países del oriente medio que levantan la escena, en el sentido de que llevan años metidos en ella y muchas de las bandas nacidas en estos países son objeto de culto internacional: por ejemplo Mezarkabul, Orphaned Land, Salem, Cem Koksal, etcétera. La escena israelí en particular es muy interesante, en particular dentro del estílo folk-metal, porque en este algunos exponentes fusionan líricas oscuras inspiradas en verdadera poesía mizrahi, con instrumentos autóctonos milenarios y el sonido más agresivo del heavy metal. La escena es creíble, es propia. Es como cuando hablas del metal español e indudablemente se te vienen a la mente bandas como Obús, Muro, Angeles del Infierno, Medina Azahara, Azrael o Ñu, no hay otra escena que haga una música que se le compare, a pesar de que las raíces rockeras son las mismas, pero están moldeadas por la idiosincracia, la cultura y la manera de hacer música desde tiempos históricos en los respectivos países. Creo que la escena israelí es buena y probablemente a pesar de que muchas bandas caen en la propagación de mensajes sionistas o segregacionales, particularmente hacia el mundo árabe, la música no deja de ser música y muchas de estas bandas israelíes han influenciado también a grupos surgidos en países árabes.




Lo que me produce distancia con la música de muchas bandas, árabes e israelíes, son los mensajes nacionalistas, en algunos casos llenos de odiosidad. Afortunadamente hay bandas como Khalas (palestinos) que profesan la libertad de la música y logran un prestigio transversal, eso es lo maravilloso que debe tener la música: no hacer diferencia ni de raza, ni de estatus social, ni de religión, ni de nada. Lo dijo alguna vez el propio Freddie Mercury, que la música es música y jamás debiera mezclarse con política - es sólo para divertir a todo mundo. Comparto esa idea.

Bueno Jesús, como siempre ha sido un verdadero agrado agrado comunicarme contigo. Se viene luego el post sobre bandas emergentes y el comentario sobre DESECRATION... cualquier cosa que necesites, sabes que cuentas con mi apoyo y el de La Religión del Rock Pesado. Seguimos en contacto amigo.

En realidad el placer ha sido nuestro descubriendo una escena que nos era desconocida. Eso es algo que difícilmente agradeceremos lo bastante a Zamir.

A mi tampoco me gustan las llamadas al odio. Pero, siendo positivo, prefiero quedarme con la idea de que el mundo está lleno de gente con la que compartimos gustos, sentimientos y emociones.

Quedamos a la espera de los dos compilados que nos anuncia Zamir...


Publicar un comentario